Canciones de lejos y de cerca : Los Bunkers y su regreso a Talca

Estimated read time 4 min read

Una esperada previa con música de “Stone Roses”, “The Beatles” y “Peter Gabriel” vivieron los más de Siete Mil asistentes que llegaron hasta el Estadio Fiscal de Talca para la segunda fecha de la Gira nacional de Los Bunkers.

Denominada “Ven Aquí” y con un nuevo disco bajo el brazo , “Noviembre”, Los Bunkers despertaron el entusiasmo de las Talquinas y Talquinos de diferentes edades que llegaron al concierto. Padres, madres, hijos, parejas, grupos de amigos, un ambiente bastante transversal y generacional en el público, mérito que se le puede adjudicar a una banda que la logrado trascender en el tiempo de la mano de hits como la potente y rítmica “Miño”, que abrió los fuegos en el Fiscal del Talca.

El ingreso al estilo The Beatles por un costado del escenario fue un atrayente más del espectáculo, acompañados de sus familias, padres e hijos, Los Bunkers demostraron que sus canciones siguen intactas al paso del tiempo, y que incluso hoy en vivo han cobrado una sonoridad mucho más post punk que en sus propios álbumes. “Miéntele”, “Te Vistes y te vas”, “Yo sembré mis Penas de Amor en tu Jardin” y “Una Nube Cuelga Sobre Mi” no dieron respiro a sus seguidores, quien agradecieron el buen audio del concierto, algo que no es casualidad ya que la consola de sala la comandó el legendario Gonzalo “Chalo”
González y en monitores estuvo otro profesional destacado del sonido chileno, Felipe Silva.

Si su nuevo disco “Noviembre” aún no encuentra el eco que quizás la banda espera (Hasta bromearon con ello), “Diamante Negro” demostró que el nuevo disco se entiende mejor en vivo que en estudio; con guitarras saludando al glam de “The Cult” y “Trex” . La canción sonó fresca , sobre todos para que los que esperaban nuevos aires de la banda, “Bajo los Árboles”, también fue en respiro entre el repertorio clásico, que a ratos (y no sólo le pasa a Los Bunkers), la banda cae en el modo “Piloto automático”.

Hay que destacar el crecimiento musical de Mauricio y Francisco Duran, quienes tuvieron casi una performance aparte, incluso al final de la noche, Francisco Duran demostró ser un líder carismático, notablemente arriesgado, a diferencia de su compañero Álvaro Lopez, quien a ratos pareció distante y frio en su entrega.

Segunda patita
Lo mejor del concierto vino en su segunda parte luego de un ciclo acústico muy emotivo en el borde central del escenario. Allí sonaron “La Exiliada del Sur”, “Calles de Talcahuano” y una excelente versión de “Si estás pensando mal de mi”. Tan alto fue el momento que nació la pregunta evidente ¿Tendremos un unplugged de Los Bunkers?.

La noche cerró redonda con la Bailable, “Bailando Solo” y la psicodelia de las proyecciones en las pantallas. Hay que destacar que cuando Mauricio Duran se hace cargo de los teclados y queda Francisco Duran liderando la guitarra, la banda de Concepción suena limpia, impecable. De los mejores pasajes del concierto.

“Llueve sobre la Ciudad” fue un cierre épico con Francisco Duran totalmente empoderado y brillante sobre el escenario. Con citas a “The Smiths” y Depeche Mode”, Los Bunkers entregaron un concierto correcto, a la altura de su trayectoria internacional, pero que sin duda su afiatamiento debe ir creciendo con el correr de la gira, porque “Los Bunkers” siempre han demostrado profesionalismo y autosuperación en su trabajo, más aún pensando en su próximo paso por el Festival de Viña del Mar.

Jaime González Sanhueza.

+ There are no comments

Add yours

Deja un comentario